Andrés López, el joven investigador de la inteligencia artificial
Andrés inició su carrera desde muy joven, actualmente se dedica a la investigación científica / Foto: Sui Generis

Andrés López tiene 35 años, es biólogo, máster en Biomedicina, empezó a hacer investigación desde los 24 años, y actualmente trabaja en el Centro de Investigación de Genética y Genómica (CIGG) de la Universidad UTE.

A pesar de su corta edad, Andrés ha trabajado en varios proyectos dentro de distintas líneas a nivel nacional, lo que le ha permitido lograr alrededor de 42 scopus, o artículos científicos relacionados a sus estudios.

Entre esas líneas de investigación se encuentra el caso de una niña de la ciudad de Otavalo que padece de insensibilidad congénita, una extraña enfermedad que impide que ella sienta cualquier tipo de dolor en su cuerpo.

Lo que pareciera ser una ventaja frente al resto de personas, resulta ser lo contrario; La paciente es propensa a desarrollar cualquier tipo de enfermedad de manera silenciosa debido a su falta de dolor, esto, sumado a cierto nivel de retraso mental, la ha llevado a tener muy poca esperanza de vida.

Andrés fue contactado por su familia para que le realice diversos estudios. En estos estudios identificó este caso como un problema genético que  no tiene cura, sin embargo, gracias a las políticas en discapacidad que maneja Ecuador, los padres de la niña consiguieron adquirir una vivienda y educación asistida en el propio hogar para la paciente.

Andrés es miembro de la Red Latinoamericana de Implementación y Prevención de Guías Clínicas Farmacogenómicas, que se encargan de crear e implementar guías clínicas propias que respondan a la necesidad de tratar a las personas según su origen étnico.

De aquí surgió la investigación que realizó junto a otros científicos sobre las etnias y el cáncer, proyecto que duró cuatro años y se enfocó en el cáncer colorrectal, pero señala que la idea es continuar las investigaciones sobre los distintos tipos de cáncer.

López comenta algunos aspectos claves en el mundo de la ciencia / Foto: Sui Generis

VIDEO: Entrevista a Andrés López

López también trabajó en las brigadas de la Misión Solidaria Manuela Espejo, para estudiar y registrar georreferencialmente a todas las personas con discapacidad de cada una de las provincias del país; se editó un libro con datos que podrían servir para crear nuevas políticas públicas mucho más específicas,  pero lamentablemente, indica que no lo tomaron mucho en cuenta y la creación de estas nuevas políticas no se dio.

En 2009, participó en el proyecto El impacto del glifosato en la frontera con Colombia,  un libro que recopilaba los efectos del glifosato, un compuesto químico usado en las frontera colombo/ecuatoriana para erradicar los cultivos de coca y que provocaba graves daños en las poblaciones aledañas.

El proyecto recibió el premio al mejor libro científico según el Municipio, y los resultados que se publicaron sirvieron para respaldar demandas ante esta situación. Incluso una editorial estadounidense pidió la publicación de este libro en versión inglés para mayor divulgación a otros países, y en el 2011 salió esta nueva versión.

Cientos de personas han denunciado el uso de glifosato en sus comunidades / Foto: Diario El Telégrafo

Andrés estudia ya cuatro años en el doctorado de bioinformática e inteligencia artificial, un tema novedoso a nivel mundial, y en el cual está aprendiendo a predecir nuevos fármacos en cáncer. También es fundador de BIOscience y co fundador de otros proyectos de divulgación científica como Enfoque Científico y Dream Big, ya que destaca la importancia de divulgar a la sociedad los logros de la ciencia para fomentar la cultura científica.

Andrés, hizo la entrega del libro junto "Genética Molecular y Citogenética Humana" a estudiantes de la UTE

¿tu reaccion?



conversaciones de facebook



discusion